Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca10 usuarios en línea • Viernes 24 de Noviembre de 2017

Jacinto Martinez Anton

Artículos publicados en andalucia.press
¿Será el agua?
Jacinto Martinez Anton. 05.11.17 Ampliar
Desde hace tres siglos, andaluces, extremeños, burgaleses, gallegos, etc., gentes de todas partes de España se dirigieron a Cataluña, a la sazón zona de España beneficiada históricamente por los diferentes gobiernos y regímenes, se dirigieron a Cataluña, decía, buscando supervivencia para ellos y sus familias, y después decidieron quedarse haciendo más grande esta tierra.
De hecho el 80 % de los actuales habitantes de Cataluña llevan en su sangre genes de otros lugares de España. Dicho de otro modo, compartimos en un 80% antepasados comunes catalanes y no catalanes.
Si esto es así, ¿qué pasa en esa tierra que vuelve a gran parte de los que deciden quedarse, egoístas, exclusivistas, insolidarios, e incluso los hace renegar de sus origines, que por otra parte son comunes a los de otros muchos rincones de España. ¿Será el agua que beben?. ¿Qué hay en el ambiente que transforma a los que despectivamente llaman charnegos, los que se autoconsideran raza pura catalana, en arietes enloquecidos de esa corriente supremacista?. ¿Qué pasa en esa querida tierra que genera mutaciones en aquellos que comparten un origen común?.

El carajal independentista
Jacinto Martinez Anton. 28.10.17 Ampliar
Dicen que el nacionalismo es un sentimiento. Un sentimiento que los que intentamos apreciarlo desde fuera no entendemos en toda su dimensión, y los que lo tienen no consiguen transmitirlo de una forma inteligible o al menos empática.
A mi juicio los sentimientos se comparten, no se imponen; y el nacionalismo catalán se nos pretendido imponer de una forma ladina, torticeras y programada. Durante más de treinta años, además de utilizarlo como moneda de cambio insolidaria para obtener beneficios, bajo la amenaza de “que viene el lobo”. Pues bien “el lobo” ya está aquí.
Las amenazas, los chantajes, las extorsiones, la prevaricación y hasta el chalaneo continuo parecen haber llegado a su fin con la declaración de la mítica independencia. Una independencia sin contenido y sin futuro que se ha escenificado al margen del resto de los catalanes que no comparten el mismo sentimiento, y a espaldas del resto de los españoles.

Profundamente conmocionado
Jacinto Martinez Anton. 22.10.17 Ampliar
He estado estos días, y aún sigo sintiéndome, profundamente conmocionado. El motivo de estos sentimientos está en los acontecimientos que ocupan los noticiarios, las primeras páginas de los periódicos, y sobre todo la cabeza y el corazón de gran parte de los españoles.
Cuando uno intenta ponerse en la piel de los españoles de Cataluña, tengan o no sentimiento independentista, puede entrar en contradicción interna, porque en ambas concepciones del conflictos hay elementos que podemos al menos entender, si no comprender.
No entraré a justificar a aquellos que como yo creen en el imperio de la ley, que hoy por hoy (artículo 2 de la constitución) incluye la unidad de España. Me referiré a ese gran grupo de población catalana, en especial los de menos de 35 años, a los que se les ha enseñado en las escuelas, y se les ha exigido en los exámenes, una realidad histórica, social, lingüística y hasta moral, falseada y sobre todo, diferente a la que han recibido el resto de los españoles de la misma edad.

Destruyamos los tópicos
Jacinto Martinez Anton. 07.10.17 Ampliar
Uno de los tópicos que trascienden nuestras fronteras, y me refiero a las fronteras de España, es el de que los españoles a lo largo de nuestros 500 años de historia nos hemos empeñado en destruir, lo que al mismo tiempo nos ha costado tanto tiempo construir, España.
Los tópicos recogen la visión de hechos o costumbres frecuentes en un grupo humano, al que de algún modo le confieren unas características diferenciales. Estas características que se originaron en un lugar y tiempo determinados, en ocasiones trascienden el tiempo y el espacio convirtiéndose en tópicos.
Todos tenemos en la cabeza tópicos sobre andaluces, extremeños, catalanes, gallegos, castellanos, canarios, etc., e incluso a nivel más local sobre malagueños, granadinos, cordobeses, madrileños o incluso léperos o alhaurinos. Lo malo es cuando esas características originales de un colectivo, ya convertidos en tópicos, sobrepasan el ámbito meramente cultural o folclórico de origen y se utilizan con fines peyorativos para insultar o para agredir.

Necesitamos recuperar a Montesquieu
Jacinto Martinez Anton. 24.09.17 Ampliar
No he hablado personalmente con Don Alfonso Guerra, pero conociendo su valía política, intelectual, y su sentido de Estado, probablemente esté reflexionando, a la vista de sus consecuencias, de la deriva actual de nuestra sociedad, sobre si lo más oportuno fue enterrar a Montesquieu.
Necesitamos un Estado que sea contundente y eficaz en la aplicación de las leyes; que la aplicación de las mismas tenga la misma filosofía en su aplicación que nuestro sistema impositivo, donde paga más el que más tiene. Es decir, que aquellos que ostentan un cargo público, o son portadores de un poder político, económico- financiero, social, religioso o judicial, sean los que reciban las máximas penas cuando transgredan la ley.
Necesitamos un poder judicial que se crea en su independencia, que aplique la ley con contundencia y Justicia ( con mayúsculas), incluso, y sobre todo, frente a políticos que utilizan el conocimiento de delitos, y no los denuncian, como es su obligación, a cambio de mantener prebendas o utilizarlos para pactos de dudosa honorabilidad.

La semilla de la anarquía
Jacinto Martinez Anton. 22.09.17 Ampliar
A lo largo de nuestra historia siempre a habido una pulsión anarquista en parte de la población. Incluso ha movido masas que se constituyeron en partido y tuvieron un sindicato amigo.
La solución, o el resultado no ha sido nunca constructivo ni brillante; sin embargo el sentimiento ha persistido a lo largo del tiempo, y curiosamente ahora resurge impulsado por un gobierno originariamente constituido dentro del orden establecido y la legalidad vigente.
Estos dirigentes, basándose, o al menos eso cuentan, en un respetable deseo de independencia, y financiados por un Estado y unas normas del que ha emanado su gobierno y sus cargos, trazan una estrategia para dinamitar el orden establecido y crear un nuevo orden.
Crean nuevas normas que se enfrentas a las que le dieron su razón de ser como dirigentes, y se ocultan, se parapetan y se sirven de personas que probablemente tengan también ese sentimiento de independencia. El problema es que utilizan, desde las Instituciones, mecanismos que reavivan o despiertan la adormecida tendencia a la anarquía.

La semilla de la anarquía
Jacinto Martinez Anton. 20.09.17 Ampliar
A lo largo de nuestra historia siempre a habido una pulsión anarquista en parte de la población. Incluso ha movido masas que se constituyeron en partido y tuvieron un sindicato amigo.
La solución, o el resultado no ha sido nunca constructivo ni brillante; sin embargo el sentimiento ha persistido a lo largo del tiempo, y curiosamente ahora resurge impulsado por un gobierno originariamente constituido dentro del orden establecido y la legalidad vigente.
Estos dirigentes, basándose, o al menos eso cuentan, en un respetable deseo de independencia, y financiados por un Estado y unas normas del que ha emanado su gobierno y sus cargos, trazan una estrategia para dinamitar el orden establecido y crear un nuevo orden.
Crean nuevas normas que se enfrentas a las que le dieron su razón de ser como dirigentes, y se ocultan, se parapetan y se sirven de personas que probablemente tengan también ese sentimiento de independencia. El problema es que utilizan, desde las Instituciones, mecanismos que reavivan o despiertan la adormecida tendencia a la anarquía.

La República bananera de Cataluña
Jacinto Martinez Anton. 16.09.17 Ampliar
Aquellos que a toda costa, han abducido a un número importante de todavía compatriotas en la empresa de conseguir una República independiente catalana, están consintiendo que para ello se empleen métodos de un tipo de organización social que conocemos como República bananera.
En las repúblicas bananeras, sus dirigentes ignoran la Ley, o la adaptan o interpretan con arreglo a sus necesidades. Sus líderes se autoproclaman exhibiendo como un acto de autoridad autoconferida, el desafío al orden establecido. Adoptan la imagen de libertador, y venden su producto como un derecho del pueblo al que manipulan para que actúe en su propio perjuicio.
Se sirven de técnicas de movimiento de masas, tras las cuales se esconden de forma cobarde, y las utilizan para agitar a la sociedad y amedrentar a los que no piensan como ellos.
Anulan y retuercen el debate parlamentario, e incluso anulan la actividad parlamentaria. Proclaman leyes en condiciones de ilegitimidad, al tiempo que desoyen con prepotencia y desprecio la legitimidad establecida.


Un País fuerte
Jacinto Martinez Anton. 11.09.17 Ampliar
Un País, una Nación, un Estado, encuentra y mantiene su fortaleza cuando lo sustentan valores indiscutibles, inalienables, sólidos, que asumidos por toda la población que los integra le dan la solidez necesaria. El problema surge cuando los políticos a los que elegimos, y por ende pagamos, no tienen en su ADN esos principios, al menos como acuerdo de mínimos. Cuando nos planteamos, los políticos como representantes y nosotros como representados y electores, un eterno debate, por otra parte estéril, de si nuestros valores son los que deben ser, dando opción, también de forma permanente a la fractura social. Y no es que no podamos transformar esos valores, que podemos; pero la única forma de hacerlo será siempre desde el consenso y el posterior compromiso , y nunca desde la disensión, porque si no, siempre habrá una parte de la sociedad que reclame otra cosa. Una vez establecido aquello que nos define como pueblo, debemos asumirlo y reintroducirlo en las bases que sostienen aquello que en la mayoría de los países con orgullo llaman Patria, y al que por desgracia, nosotros nos referimos con vergüenza o con complejo, cuando no evitamos siquiera considerarlo. Somos un pueblo lleno de diferencias, la mayoría enriquecedoras, que cuando ha crecido cuando ha brillado, ha sido en los momentos en que empujado a la vez, cuando ha caminado unido. Véase la Historia real, no la historia inventada.

Para acabar con la libertad, mentir es la solución
Jacinto Martinez Anton. 08.09.17 Ampliar
Entre las palabras que Jesús de Nazaret dirigió a los judíos, destaca una frase que después se ha repetido un millón de veces: ”la verdad os hará libres”. Conocemos esta sentencia por los evangelios de San Juan (Juan 8: 31-38).
Si esta frase ha sido referida tantas veces como he citado antes, es que a un importante número de personas le ha parecido al menos interesante.
Si asumimos que es cierto que la verdad nos hará libres, podríamos asumir también que esa frase podría ser una divisa para nuestra sociedad, en la que la libertad es un valor que nadie discute y todo el mundo defiende.
Asumamos entonces que nuestros políticos, defensores y custodios de los valores de la sociedad, tienen a la verdad como herramienta para preservar la libertad de los ciudadanos.

Para acabar con la libertad, mentir es la solución
Jacinto Martinez Anton. 07.09.17 Ampliar
Entre las palabras que Jesús de Nazaret dirigió a los judíos, destaca una frase que después se ha repetido un millón de veces: ”la verdad os hará libres”. Conocemos esta sentencia por los evangelios de San Juan (Juan 8: 31-38).
Si esta frase ha sido referida tantas veces como he citado antes, es que a un importante número de personas le ha parecido al menos interesante.
Si asumimos que es cierto que la verdad nos hará libres, podríamos asumir también que esa frase podría ser una divisa para nuestra sociedad, en la que la libertad es un valor que nadie discute y todo el mundo defiende.
Asumamos entonces que nuestros políticos, defensores y custodios de los valores de la sociedad, tienen a la verdad como herramienta para preservar la libertad de los ciudadanos.

Cuando el Ayuntamiento se convierte en feudo
Jacinto Martinez Anton. 03.09.17 Ampliar
No sé si somos realmente conscientes del valor, del poder de nuestro voto. Cuando emitimos un voto en favor de una u otra formación política, le estamos transfiriendo el gobierno de nuestra soberanía por un periodo de 4 años.
Cuando metimos un voto estamos firmando un cheque en blanco a la formación política que hemos elegido, y en quién hemos depositado a ciegas nuestra confianza. Nuestra única garantía es sólo la suposición de que van a cumplir lo que nos han vendido en campaña.
Sin embargo, nada nos garantiza que los políticos salidos de las urnas vayan a cumplir sus compromisos. Nada nos garantiza que una vez hayan asumido el poder, esos políticos, al igual que los antiguos nobles, no vayan a ejercer el derecho de pernada.

¡Ya está bien!
Jacinto Martinez Anton. 30.08.17 Ampliar
Todos los días desde hace ya demasiado tiempo nos despertamos con la misma pesadilla. Es como vivir el día de la marmota, de la marmota catalana.
Los españoles, catalanes incluidos por supuesto, estamos ya saturados del proceso catalán. No hay día en que las autoridades catalanas, lamentablemente elegidas democráticamente por una mayoría suficiente de catalanes para gobernar, incumplen leyes, desoyen sentencias y retan al resto de sus compatriotas, todavía lo son, con quienes comparten la soberanía de una Nación llamada España.
Lo curioso, es que esa Nación llamada España, dispone de una Constitución, en cuya redacción participaron políticos catalanes y que fue sancionada por todos los españoles, catalanes incluidos. En esa Constitución se contemplan mecanismos para responder de forma contundente a la situación generada en la actualidad por los políticos independentistas catalanes.

Cuando se gobierna para mantener el sillón
Jacinto Martinez Anton. 26.08.17 Ampliar
Cuando el objetivo fundamental de un gobernante, ya sea local, autonómico o estatal, y del partido que lo sustenta, es asegurarse el puesto, asegurarse el sillón, se tiene la tentación y a veces la necesidad de sortear la ley, o al menos moverse en sus límites, y en ocasiones retorcer su interpretación.
Desgraciadamente todos podemos ver ejemplos en nuestro día a día, a cualquiera de los niveles competenciales, y sea cual sea el signo del gobernante en cuestión, en los que se conculca la ley y se mira para otro lado. ¿Porqué?. ¿Miedo a perder el sillón?. ¿Complejos del partido que sustenta al gobernante o de él mismo?.
Pongamos un ejemplo lamentablemente reciente. Según la Ley orgánica 2/1986, aún vigente, el rango competencial máximo corresponde a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado; por tanto por encima de las policías autonómicas donde las hay. En los tristes sucesos recientes de Barcelona, en un tema tan grave como un ataque terrorista, se ha permitido que la policía autónoma catalana haya llevado la dirección y el control de todo el proceso, desde su prevención, o mejor dicho desde la falta de la misma, hasta la desgraciada solución del mismo.

La vuelta a la tribu
Jacinto Martinez Anton. 22.08.17 Ampliar
En una sociedad cada vez más abierta, cada vez más global, llama la atención la tendencia creciente a volver a la tribu, al reducto donde nos sentimos más seguros, donde creemos y queremos preservar nuestra identidad.
La tribu nace con una connotación identitaria, primero racial, luego familiar, posteriormente de intereses comunes y finalmente social, entendido esto último en sentido amplio.
Si en el marco de la sociedad actual analizamos cada uno de los motivos que sustentan la tribu, podemos detectar algunas contradicciones:
1. El motivo racial que sustentaba el concepto originario de tribu se ve truncado por el multiculturalismo, la mezcla genética existente en los individuos contemporáneos en cualquier parte del mundo, a mayor o menor escala, y la expansión natural de todos los pueblos; aunque es cierto que visto a nivel micro, a nivel local, sigue existiendo “la pureza de raza”, entendido como generaciones que perpetúan esa pureza de forma endogámica.

Comentario al artículo publicado el día 20: La actitud miserable de los políticos independentistas catalanes
Jacinto Martinez Anton. 21.08.17 
Sr. director como no dispongo de cuenta en Facebook, le agradecería que insertará el siguiente comentario al retículo referido en el título:
'Sr. Mestanza. Le agradezco que haya leído mi opinión, que espero que respete como yo respeto la suya, por cierto sin ningún tipo de interés ni beneficio.'

La actitud miserable de los políticos independentistas catalanes
Jacinto Martinez Anton. 20.08.17 Ampliar
Todos hemos sido testigos de la actitud miserable de los políticos independentistas catalanes, utilizando a las víctimas de los recientes atentados acaecidos en Barcelona. Esos miserables a los que me refiero, han utilizado estos tristes sucesos para representar una burda teatralización de un supuesto estado catalán en la gestión de estos tristes sucesos, llegando a la delirante decisión de impedir a expertos de reconocimiento mundial, me refiero a los expertos antiterroristas del Reino de España, al que quieran o no, al menos de momento pertenecen, colaborar en la investigación de los mismos.
Esta representación teatral, además de ridícula ha sido irrespetuosa con el resto de los españoles, preocupados, me atrevo a decir que sin excepción, por los tristes sucesos que estaban viviendo los barceloneses.

Las necesidades primarias del primer mundo
Jacinto Martinez Anton. 19.08.17 Ampliar
Podemos entender que necesidad primaria es aquello que nos es indispensable para vivir en un estado de plena salud; es decir, aquello que nos sacia él hambre y la sed, que nos quita el frío y nos resguarda de las inclemencias del tiempo, dándonos cobijo a nosotros y a nuestra familia.
Después de cubiertas estas necesidades, el ser humano se dedica a cubrir otras necesidades, que en orden ascendente serían: seguridad; amistad, afecto e intimidad; estima y reconocimiento social; y finalmente autorrealización. Así se configura la conocida pirámide de Maslow, en la que, según este autor, se estructuran las necesidades humanas.
Mientras que en el llamado tercer mundo, apenas consiguen cubrir sus necesidades primarias de una forma suficiente y permanente, nosotros, los que tenemos la suerte de haber nacido y vivir en el primer mundo, estamos más que saciados. Tenemos más que cubiertas todas las necesidades de la pirámide, y aún así, aún queremos más. Nos atrincheramos para ello en nuestro mundo, sin apenas mirar a otros mundos que nos rodean.

Dejemos las etiquetas para los productos de consumo
Jacinto Martinez Anton. 16.08.17 Ampliar
Se ha puesto de moda poner etiquetas a todo. Etiquetas como franquista, fascista, comunista, machista, feminista, entre otras, se utilizan como arma arrojadiza dándoles el contenido, la carga emocional que interesa a quien las utiliza, en función sobre todo de intereses políticos, económicos, de grupos de poder o de corrientes de opinión.
La etiqueta puede corresponder a múltiples definiciones, pero en resumen, responde a una calificación, a la descripción de unas determinadas características; sin embargo cuando se aplica a las personas se refiere a la calificación de las mismas en cuanto a su carácter, dedicación, profesión, ideología, etc.
Estas etiquetas, al igual que las que se pegan en los envases de los productos de consumo, encorsetan en sí, habitualmente con una carga negativa, el verdadero concepto de cada uno de los términos en toda su amplitud.

Cualquier tiempo pasado puede haber sido peor
Jacinto Martinez Anton. 14.08.17 Ampliar
En el consciente colectivo de todos los españoles hay momentos de nuestra historia que de forma general rechazamos todos, desde la Inquisición hasta la guerra civil y la dictadura franquista consiguiente. Así que cualquier tiempo pasado puede haber sido peor, y de hecho en opinión de la mayoría lo ha sido.
Para eso está nuestra historia de la que todos, sin que nadie tenga la capacidad de excluirse, somos herederos. La historia, nuestra historia, nos dice cómo hemos sido y cuáles son nuestras tendencias como pueblo. Conocerla y reconocerla nos ayudará a progresar. Ignorarla, distorsionarla o intentar excluirse de ella, nos llevará a repetir errores que posteriormente volveríamos a lamentar.
Hay quien piensa que dentro de esas situaciones deplorables de nuestra historia, había cuestiones que eran mejor gestionadas. Pongo por ejemplo la seguridad, sobre la que personas que han vivido las dos situaciones, dictadura franquista y democracia, expresan su sensación de que en el franquismo había mucha más seguridad. Probablemente esas personas puedan estar en cierto aspecto en lo cierto, pero esto era así, a mi juicio, dentro de dos parámetros, uno la falta de libertad, el otro el grado de cumplimiento de las leyes.

Cualquier tiempo pasado puede haber sido peor.
Jacinto Martinez Anton. 14.08.17 Ampliar
En el consciente colectivo de todos los españoles hay momentos de nuestra historia que de forma general rechazamos todos, desde la Inquisición hasta la guerra civil y la dictadura franquista consiguiente. Así que cualquier tiempo pasado puede haber sido peor, y de hecho en opinión de la mayoría lo ha sido.
Para eso está nuestra historia de la que todos, sin que nadie tenga la capacidad de excluirse, somos herederos. La historia, nuestra historia, nos dice cómo hemos sido y cuáles son nuestras tendencias como pueblo. Conocerla y reconocerla nos ayudará a progresar. Ignorarla, distorsionarla o intentar excluirse de ella, nos llevará a repetir errores que posteriormente volveríamos a lamentar.
Hay quien piensa que dentro de esas situaciones deplorables de nuestra historia, había cuestiones que eran mejor gestionadas. Pongo por ejemplo la seguridad, sobre la que personas que han vivido las dos situaciones, dictadura franquista y democracia, expresan su sensación de que en el franquismo había mucha más seguridad. Probablemente esas personas puedan estar en cierto aspecto en lo cierto, pero esto era así, a mi juicio, dentro de dos parámetros, uno la falta de libertad, el otro el grado de cumplimiento de las leyes.

Todo se compra y se vende
Jacinto Martinez Anton. 12.08.17 Ampliar
En la sociedad actual en la que nos ha tocado vivir, todo se compra y se vende. Es una sociedad marcada por un mercantilismo sin límites de ningún tipo, y dominada por los Mercados.
Hasta hace muy poco tiempo, se enseñaba en las escuelas de negocio, otra cosa era la práctica real, que los valores con mayúsculas (los Valores éticos, de honorabilidad, de compromiso), eran y deberían ser un activo fundamental en las empresas. Ahora no sé qué se enseñará, pero la evidencia nos muestra que todo puede estar sometido al mercadeo.
Se compran voluntades, se venden adhesiones; se compran virtudes, se vende indolencia; se vende el “honor”, se compra connivencia; se vende ideología, se compran convicciones; se compra hipocresía, se vende silencio; se compran voluntades, se vende deslealtad; se compran votos, se vende la Historia, …. Hasta se compra religión y se vende sectarismo.

El atronador silencio de nuestros políticos
Jacinto Martinez Anton. 11.08.17 Ampliar
He planteado en los últimos meses en este foro, varías cuestiones que interesan y preocupan a los vecinos de Alhaurin de la Torre. También he leído opiniones que resaltaban otros diferentes. La reacción de nuestros políticos ha sido un rotundo silencio; como mucho un silbar y mirar para otro lado.
Podría pensarse que como estamos en verano, nuestros políticos deben disfrutar de sus merecidas vacaciones, pero es que ese silencio viene de muchos meses atrás. ¿Tan largas son las vacaciones de nuestros políticos?. ¿A qué obedece este clamoroso silencio?
¿Cuál es su forma de hacer oposición?. ¿Cómo esperan revertir la mayoría absoluta que desafortunadamente, a la vista de los resultados de su gestión, hemos otorgado los vecinos a este equipo de gobierno?

Nuevo pucherazo municipal con alevosía
Jacinto Martinez Anton. 06.08.17 Ampliar
Los vacíos de Cortijos del Sol hemos sido sorprendidos por una inaudita decisión municipal. Decisión que, como nos tiene acostumbrado este ayuntamiento, ha sido tomada y ejecutada al margen de los vecinos, y que además aprovecha de forma rastrera la quietud del verano.
En la zona correspondiente, más o menos, a Torresol, existía hasta esta semana un depósito para recoger restos de poda y enseres. Este depósito que hasta la fecha era utilizado por todos los vecinos de Cortijos, era e notable utilidad pública, ha sido retirado sin consulta previa a los vecinos, por decisión municipal.

La verdad y el sentimiento de la verdad
Jacinto Martinez Anton. 01.08.17 
La verdad es la expresión fría de los hechos. Se puede comprobar una y otra vez. Se apoya en acontecimientos que pueden documentarse y comprobarse. En ella se basa la historia, lo que no quita para que cada uno la viva a su manera. Otra cosa distinta es el sentimiento de la verdad; como la vive cada uno modulándola con su personalidad, su formación, sus sentimientos más íntimos o sus circunstancias personales. Todo esto lleva a que cada uno crea tener su verdad y la defienda con mayor o menor vehemencia, según lo que le afecte personalmente. El sentimiento de la verdad es manipulable, se pude instrumentalizar. La verdad, al ser objetiva, es inmutable.
Es el sentimiento de la verdad, más que la verdad misma, el que lleva en la mayoría de las ocasiones a posiciones encontradas que originan y avivan conflictos. Es verdad, valga la redundancia, que es muy difícil de modificar un sentimiento, pero también es verdad que ese mismo hecho nos hace vulnerables y manipulables. En base a ese sentimiento de la verdad, que puede construirse, enseñarse, y hasta imponerse, se pueden modificar culturas, manipular conciencias y hasta enfrentar familias o pueblos. Tenemos muchos ejemplos a nuestro alrededor. Por tanto si enfrentamos nuestro sentimiento de la verdad, nuestra verdad, a la verdad objetiva, a la verdad documentada, tendremos un elemento de reflexión que sin duda nos ayudará a tener un mejor juicio de las cosas.

Sectarismo o concordia
Jacinto Martinez Anton. 30.07.17 Ampliar
Recientemente he teñido ocasión de leer y de escuchar opiniones, expresadas por uno u otro motivo, cargadas de sectarismo y partidismo, destilando animadversión, intolerancia, y quizás rencor.
A mi modo de ver, no son estas actitudes las que necesita un país para recomponerse, para hacerse fuerte y para construir juntos. Tras 40 años de dictadura, de los que cada uno de los que han vivido en sus carnes o en las de sus familiares deberían haber extraído alguna enseñanza; y después de otros 40 ( algo más quizás) de reconstrucción nacional, estamos donde estamos, agrediéndonos unos a otros, cada uno con sus enconados planteamientos.
Me entristece ver que personas con cierta edad, y por tanto con cierta experiencia vital esgriman argumentos agrios, lo que hace suponer que además de expresarlos a la ciudadanía, lo transmiten en el seno de sus familias, perpetuando así el sentimiento de confrontación.

Cuando política es sinónimo de componenda
Jacinto Martinez Anton. 28.07.17 Ampliar
Cuando política es sinónimo de componenda, abandonando la defensa sin complejos de los valores que deben inspirar a una sociedad; cuando se pacta por encima o al margen de la ley, cuando se juega con sus límites, nuestros representantes transmiten a la sociedad el mensaje de que todo vale.
Cuando esa componenda involucra o utiliza a los medios de comunicación para desvirtuar la verdad, o para transmitir una visión interesada de la misma, también se transmite el mensaje de que todo vale.
Cuando la componenda infiltra o alcanza, venga de donde venga, a la justicia y esta emite veredictos que el pueblo llano no entiende, se transmite el mensaje de que todo vale.
Cuando el pueblo, la gente, percibe, y esto ocurre cada vez con más intensidad y frecuencia, que el cuarto poder (la prensa) modula, según intereses inconfesables o al menos difícilmente entendibles , a los otros tres poderes (legislativo, ejecutivo y judicial), que por cierto son los únicos que emanan del pueblo, entiende que todo vale.


Para tirar tomates
Jacinto Martinez Anton. 27.07.17 Ampliar
Ayer asistimos a una nueva función de la opereta en que nuestros políticos han convertido “la cosa pública”. Vimos a un presidente del gobierno convertido en un muñeco del pin pan pum, a merced de un grupo de actores terciarios que lejos de haberse aprendido el guión (eso es lo que menos importaba), se dedicaban a intentar tumbarlo, reduciendo el otrora respetable escenario judicial en una caseta de feria. Lejos de perseguir la verdad y ajustarse al procedimiento, se dedicaron a intentar dañar, nuevamente con intereses partidistas, ya que todos eran de la misma banda, al pobre muñeco, al que los propios gerentes del teatrillo, en este caso los magistrados, habían colocado en escena claramente para conseguir ese efecto.

¿Intrusismo o transformismo?
Jacinto Martinez Anton. 26.07.17 Ampliar
Es algo palpable, evidente, indiscutible que la Política se ha convertido, se ha consolidado ya, como un gran teatro en sesión continua. Poco importa la verdad, la efectividad, la calidad de vida de los ciudadanos, la solución a sus problemas, etc, ; sólo importa el espectáculo y cuantos medios la soportan.
No es de extrañar, por tanto, que haya cada vez más actores en paro; total el espectáculo está servido, representado por los políticos, y además es gratis. De hecho hay ya establecida una tendencia por la que los actores se dedican a la política; de algo tendrán que comer.
Por otro lado, los medios de comunicación pueden repetir de forma íntegra, o recortada, hasta la saciedad, las escenas de la esfera política que más venden, sin tener que pagar ningún canon a la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores). Así que todos ganan.

Es hora de entrar en campaña
Jacinto Martinez Anton. 25.07.17 Ampliar
Es evidente, se palpa, que estamos desencantados del desencanto al que nos han llevado los políticos de uno u otro signo en este País.
Es probable que este desencanto fuera el germen para el nacimiento de los llamados nuevos partidos políticos, como intento de salida de una sociedad, engañada y atrapada por unos políticos a los que paradójicamente hemos elegido, y a los que pagamos. Lamentablemente, se ha necesitado poco tiempo para que comprobemos que estos nuevos políticos, se han apresurado a empujar más o menos violentamente, a los antiguos políticos para ocupar la primera línea en el pesebre.Probablemente el mensaje independentista, como llamada de vuelta a la tribu, como mensaje de vuelta a lo primario, haya calado en determinadas zonas de España en gentes que prefieren autogobernarse a que los gobiernen quienes, por encima de un afán de servicio público, tienen un afán de enriquecimiento personal o partidista. Y este sentimiento ha sido nuevamente manipulado por otra calaña de políticos.

Votar con la cabeza o votar con el corazón
Jacinto Martinez Anton. 25.07.17 Ampliar
En nuestra ya no tan joven democracia, continuamos votando de forma partidista, impulsiva, casi adolescente, no sé si desde el corazón, pero en cualquier caso desde posiciones que nos hacen vulnerables a los ciudadanos a los manejos de la partitocracia en que se ha convertido el sistema político que aprisiona a nuestra sociedad.
En otros países del mundo con democracias consolidadas desde hace más tiempo que en el nuestro, el voto impulsivo es minoritario en favor del voto racional; esto lleva a los ciudadanos a votar a quienes velan por sus intereses, mejoran las condiciones de vida de sus familias, aseguran unos servicio públicos de calidad, y sobre todo cumplen sus programas electorales.

Es hora de entrar en campaña
Jacinto Martinez Anton. 24.07.17 Ampliar
Es evidente, se palpa, que estamos desencantados del desencanto al que nos han llevado los políticos de uno u otro signo en este País.
Es probable que este desencanto fuera el germen para el nacimiento de los llamados nuevos partidos políticos, como intento de salida de una sociedad, engañada y atrapada por unos políticos a los que paradójicamente hemos elegido, y a los que pagamos. Lamentablemente, se ha necesitado poco tiempo para que comprobemos que estos nuevos políticos, se han apresurado a empujar más o menos violentamente, a los antiguos políticos para ocupar la primera línea en el pesebre.
Probablemente el mensaje independentista, como llamada de vuelta a la tribu, como mensaje de vuelta a lo primario, haya calado en determinadas zonas de España en gentes que prefieren autogobernarse a que los gobiernen quienes, por encima de un afán de servicio público, tienen un afán de enriquecimiento personal o partidista. Y este sentimiento ha sido nuevamente manipulado por otra calaña de políticos.

La Gran Hipocresía
Jacinto Martinez Anton. 22.07.17 
Se vende a bombo y platillo la solicitud de declaración como monumento natural del emblemático monte Jabalcuza.
Al leer esta noticia me salta como en resorte la pregunta: ¿se han molestado nuestros políticos y nuestras instituciones en visitarlo, en conocer su estado?
Si lo hubieran hecho se habrían dado cuenta de su lamentable estado de conservación y sobre todo de su ausente estado de protección. Se habrían dado cuenta de cómo zonas del bajo monte que lindan con zonas habitadas son actualmente, y cada verano, una tea preparada para el comienzo de un incendio que acabe no sólo con nuestra joya ecológica, sino también con las viviendas colindantes. Se habrían dado cuenta también del lamentable estado de conservación, falta de mantenimiento y limpieza de las instalaciones que el ayuntamiento tiene insertadas en el monte, sometidas al más absoluto de los descuidos. Se habrían dado cuenta de la evidencia del lamentable estado de limpieza de las calles colindantes con nuestro monte, por donde con suerte pasa una vez al semestre el vehículo de limpieza de calles, y donde el baldeo de calles no se conoce.
Si nuestros políticos se hicieran la foto en las zonas que he citado se les caería la cara de vergüenza, o eso me gustaría creer, ante la gran hipocresía que escenifican

Utilidad de la Concejalía de Medio Ambiente
Jacinto Martinez Anton. 22.07.17 Ampliar
Buceando en la hemeroteca de este periódico, me he topado con una información municipal fechada el 21.03.16. Permítanme que reproduzca entrecomillado uno de sus párrafos:
""Durante los meses de enero y febrero, el Área de Medio Ambiente programó el trazado de un área de cortafuegos en Cortijos del Sol, concretamente cerca del parque situado junto a la calle Carmen Olza Subiri y Monte Jabalcuza, con unos 30 metros de ancho y una longitud de 642,53 metros. Se ha ejecutado un aclareo del arbolado, que se ha centrado en aquellos ejemplares enfermos o secos, que comprometían la propagación de un fuego a los inmuebles anexos al monte. Respecto al desbroce, se ha llevado a cabo de forma selectiva, respetando los ejemplares de matoral noble, entre los cuales cabe destacar la conservación de un cornicabra ('pistacea terebintus') de porte elevado.""

Cerrado por vacaciones
Jacinto Martinez Anton. 08.07.17 Ampliar

Ahora que estamos en un periodo que clásicamente definimos como de vacaciones, además de más calor y más gente en las calles hasta más tarde, no encuentro ninguna diferencia en cuanto a la situación de nuestro pueblo en los asuntos que atañen al bienestar y a la seguridad ciudadana. ¿Encuentran ustedes alguna diferencia?, ¿han encontrado realmente eco y solución las quejas, reclamaciones o solicitudes que han planteado a lo largo del año?; y así año tras año. Bueno quizás el único cambio que se percibe es el habitual y molesto lavado de cara preelectoral que con acciones que poco resuelven los problemas de los vecinos, pretenden reavivar al menos los votos de los fans. Esto en lo que compete al partido que sustenta al Ayuntamiento, pero ¿y los demás partidos?;

Historia de una esperanza
Jacinto Martinez Anton. 04.07.17 Ampliar
Hace ya más de 14 años decidimos venirnos a vivir a este acogedor pueblo. Nos llamaba su atención su entorno, su aspecto cuidado y sobre todo su gente, y nos echaba para atrás su comunicaciones, en especial en horas punta, ya que nosotros trabajamos en Málaga.
Decidimos iniciar la compra de una vivienda en la urbanización Torresol II, en la zona de los Tomillares. La promoción de viviendas estaba casi acabada, faltaba rematar algunas casas y terminar el entorno. El plan de urbanización incluía un pequeño parque que se situaría en la unión entre las fases I y II de Torresol, es decir, en la desembocadura hacia el monte de la calle Manuel Madrazo. En el lugar del prometido parque había una cochambrosa caseta de obra, que tiraba para atrás, porque además de afear la zona desentonaba de una manera muy llamativa con el monte en el que está encastrada. Nos inocularon el germen de la esperanza de que, como en los cuentos de hadas, el casetón se convertiría en un hermoso parque que embellecería aún más el bonito entorno que de forma natural nos regala el monte.

Por si a la quinta va la vencida
Jacinto Martinez Anton. 02.07.17 
Creo que es el quinto artículo o nota de opinión en que en menos de un mes, insisto en el tema de la prevención de incendios. Con mi insistencia no pretendo cansar a mis convecinos, sino concienciar a los vecinos de nuestro pueblo (ya me gustaría a mí que fuera a todos), al menos a los de la calle Carmen Olza Subiri que bordea uno de nuestros montes, separándolo de las casa, del importante peligro de incendio que corremos.
Contamos en esta calle con al menos 6 de los 9 o 10 criterios de riesgo contenidos en el plan INFOCA de la Junta de Andalucía. Uno de ellos el de material de corte o poda abandonado, nos ha sido donado generosamente por el Ayuntamiento, que tras cortar los rastrojos y ramas secas, en lugar de evacuarlos, los deja depositados en la falda del monte, a apenas 10 metros de nuestras casas. De los criterios de riesgo citados y que les trasladé en un artículo anterior titulado 'Tenemos que apagar el fuego' y publicado el 26 de junio en este periódico, 3 son inevitables desde el punto de vista de la prevención, pero permanentes porque corresponden a las condiciones climatológicas y ambientales de la época de calor en nuestra zona. Pero precisamente por esa razón, ya partimos en desventaja respecto a otras zonas, y nuestras instituciones, repito y señaló: Ayuntamiento, Protección Civil, Medio Ambiente y Partidos Políticos, deberían ponerse las pilas, si es verdad que quieren cumplir con su labor de servicio a los ciudadanos, y actuar o hacer actuar a quien corresponda para que saque a los vecinos de la situación de riesgo de incendios que sufrimos permanentemente en nuestro pueblo en tiempos de gran insolación y calor.

Aunque las barbas de nuestros vecinos estén peladas
Jacinto Martinez Anton. 01.07.17 
Dice el refrán "cuando las barbas de tu vecino veas pelar echa las tuyas a remojar". Las barbas de nuestros vecinos no pueden estar más peladas: los incendios, todos monstruosos se suceden en nuestro país, y ¿qué hacen nuestras instituciones?. Ayuntamiento, Protección Civil, Medio Ambiente y Partidos Políticos ( todos sin excepción) se dedican a mirar para otro lado, o quizás están participando en un concurso de silbidos. Lo cierto es que no hacen absolutamente nada por potenciar, promover y ejecutar labores de prevención y protección de nuestros montes, se limitan a barrer bajo la alfombra con brindis al sol en sus manifestaciones públicas o en programas electorales hechos para engañar y no cumplir. El peligro de incendio crece a medida que avanza el verano, pero eso parece no importar a nadie. ¿Imaginan cuales serán sus manifestaciones si por desgracia llega a producirse un incendio?. ¿Quién asumirá la responsabilidad ?. Y si hay desgracias personales, ¿quién lo lamentará más?.
Hay otro refrán que dice: "más vale prevenir que tener que lamentar". Ojalá que no tengamos que lamentarnos de la inacción negligente de Ayuntamiento, Protección Civil, Medio Ambiente y Partidos Políticos que no obstante, volverán a cobrarnos impuestos y pedir con desvergüenza nuestro voto.


Tenemos que evitar el fuego
Jacinto Martinez Anton. 26.06.17 
Estoy viendo con horror el incendio de Mazagón.
Les copio un par de párrafos recogidos en el plan INFOCA de la Junta de Andalucía:
"Por lo que respecta a la vegetación hay que tener en cuenta circunstancias que incre- menten su grado de combustibilidad y que la hagan arder con mayor facilidad como pue- den ser las masas forestales que presenten alguna de las siguientes características:
• Matorral denso y alto.
• Bosque denso.
• Bosque aclarado con restos de cortas.
• Abundancia de combustibles muertos.
• Especies de inflamabilidad alta.
• Grado de estrés elevado."
Para que se produzcan grandes incendios el factor más determinante es el meteorológico, especialmente cuando sus parámetros cumplen la «regla del 30»: que supone valores elevados de la temperatura, por encima de 30ºC, un grado de humedad relativa inferior al 30%, velocidad del viento superior a 30 km/h, y ausencia de precipitaciones durante más de treinta días. Circunstancias que pueden agravarse por la existencia de vientos terrales desecantes, o turbulencias en los vientos locales."
Observen y analicen lo que se está haciendo en nuestro pueblo.


¿Arde Alhaurin?
Jacinto Martinez Anton. 25.06.17 
Afortunadamente aún no arde Alhaurin. Esta mañana desayunamos con la terrible noticia de dos grandes incendios en Andalucía, en las provincias de Huelva y Jaén. Ante esto no puedo más que volverme a asustar. No puedo más que volverme a indignar ante la inacción de las autoridades municipales, (sí Sr. Alcalde haga el favor de tomar nota alguna vez), de la Concejalía de Medi Ambiente y de Protección civil que ven cómo año tras año, y este por supuesto también, se pone en riesgo a la población de un incendio claramente anunciado. Invito a los vecinos de Alhaurin a pasear por los alrededores rurales del pueblo, y en especial por la calle Carmen Olza Subiri. Esta calle linda con el monte, del que la separan escasos metros. Este monte, uno de los pulmones de nuestro pueblo, supone a la vez un peligro continuo en épocas de calor, y no me negarán que ahora lo hace, porque contiene un hermoso pinar absolutamente abandonado y descuidado, porque en el monte bajo, en íntima unión con la calle Carmen Olza Subiri, crecen hierbas salvajes que antes no eran ni cortadas cuando estaban secas, y ahora son cortadas y abandonadas al capricho del viento, y porque alberga un deplorable, vergonzante y peligroso casetón del Ayuntamiento (Servicios Operativo) que es además de un peligro añadido de incendios, un peligro para la salud pública y desde luego de un impacto ambiental y visual que hiere. No queridos vecinos, aún no arde Alhaurin, pero si continuamos mirando para otro lado ante situaciones como las que denuncio en este diario, quizás tengamos que decir más pronto que tarde, con horror: ¡Arde Alhaurin!

Desatención ciudadana. A vueltas con la calle Carmen Olza Subiri
Jacinto Martinez Anton. 18.06.17 Ampliar
Creo que hace unos 12 años ya, escribí en esta tribuna un artículo en el que reclamaba una serie de deficiencias de la calle donde vivo, Carmen Olza Subiri, relacionadas con la salud y la seguridad. A día de hoy, ninguna se ha solucionado, e incluso algunas han empeorado.
Mientras que los vecinos de esta calle pagamos religiosamente unos impuestos claramente sobredimensionados, no recibimos a cambio los servicios que deberiamos recibir de las instituciones. Permítanme que a continuación relacione los hechos más relevantes a la vez que preocupantes:
1. La limpieza que recibe y el mantenimiento que recibe la calle por parte del ayuntamiento es francamente escaso, baste considerar que con suerte el vehículo de limpieza de calles pasa con suerte, con mucha suerte, una vez al mes, o ver el estado del alcantarillado y/o de las aceras.

Quejas y demandas ciudadanas
A vueltas con Carmen Olza Subiri

Jacinto Martinez Anton. 03.10.10 Ampliar

Hace ya tiempo escribí sobre el abandono a que los vecinos de esta calle nos vemos sometidos. Desde entonces, en honor a la verdad, ha venido muy de tarde en tarde un camión de limpieza, y este verano cortaron los matojos de la parte baja del monte que suponían un importante riesgo de incendios. Pues bien, nuevamente el camión de la limpieza de calles, ha olvidado que esta calle también pertenece a Alhaurín de la Torre, el Ayuntamiento continúa manteniendo el impresentable y antiestético "caseton" de ripios, materiales, desechos, etc. que afean la estética de la calle y suponen un nido de ratas a las que estamos expuestos todos los vecinos. Por si fuera poco, contamos con un vecino cuyo civismo deja muchjo que desear, ya que al margen de ruidos y otras zarandajas, se ha dedicado recientemente a "volcar" en 2 o 3 ocasiones consecutivas el aceite del cárter de su vehículo calle abajo. Es notorio por su aspecto y por su olor el río de grasa que cae calle abajo partiendo desde la puerta de su casa. También es fácil de entender que esto supone un peligro no sólo para el medio ambiente, sino también para la salud y la seguridad de los vecinos.


Zonas olvidadas: calle Carmen Olza Subiri en Torresol

Jacinto Martinez Anton. 13.09.09 Ampliar

Soy vecino de Torresol desde hace más de 6 años. En este tiempo he podido comprobar cómo diferentes zonas del pueblo han ido mejorando y embelleciéndose;  sin embargo la zona de la segunda fase de Torresol, donde vivo, es a todas luces una zona olvidada. De toda la zona quizás lo peor se acumula alrededor de la calle Carmen Olza Subiri situada entre las viviendas y el monte. Es esta una calle olvidada de los servicios de limpieza de forma habitual, salvo, eso sí, 2 días antes de que se produzca algún evento electoral. Si recorremos la calle observaremos que en la falda del monte, existen 2 placitas a diferentes alturas mucho más olvidadas que la propia calle. En ellas, supuestamente  construidas para el disfrute de niños y familias, además de observar un lamentable estado de conservación, podemos encontrar multitud de excrementos de perros, abundantes cristales rotos, elementos procedentes de la fabricación y consumo de porros, preservativos usados,...etc.




Esta carpeta ha recibido en total 12.165 visitas.
Canal Youtube. Alhaurin.com  Clínica Sonridental Alhaurín  Financiera y Minera  Pinturas cueto  Maderas Marbella  Óptica Los Tilos  Estación de servicio Las Américas  Talleres colorado  Clinica Dental Munoz  Policlínicas Lacibis  Restaurante Cienfuegos. Alhaurín de la Torre  Colegio el Pinar  Mancebo Asesores  Asesoria Guadalhorce  ESP 2012  Blog Simplyt Sityle  Optica Los Tilos  Espacio mas instante  Instalacioones Fontalva  El Anunciador  Malaka.es  Naranjas de Málaga  Cuentos Globales  Comarca del Guadalhorce  Alhaurin de la Torre  Blog Simplyt Sityle  Periodistas en español 
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998