Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca usuarios en línea • Sábado 7 de Diciembre de 2019

III El Emperador, La mente razonadora
¿A quién puede temer el Emperador en su reino?

Adriana Ruiz Díaz. 01.12.10 

Me preguntaba hoy por qué me estaba costando tanto trabajo escribir sobre la mente razonadora la cual  representa el arquetipo del Emperador. Por mi carácter y manera de relacionarme con el mundo, me es más fácil moverme  sin un orden rígido, en un plano abierto  que se expresa sin esfuerzo a sí mismo  a través de la música, las palabras y las imágenes. Este reconocimiento sencillo mediante la representación de unos arquetipos, nos lleva a entender  nuestras dificultades, a reconocer  nuestras fuerzas y a explorar  nuestras debilidades. Son imágenes en apariencia simples que sin embargo sacan a la luz y a examen nuestra relación con las potencialidades que representan.

 La razón, el reino donde domina el arquetipo del Emperador y los valores masculinos del patriarcado, expresa  orden,  dominio,  necesidad de control, el estar al mando, el deseo de poder. Las personas que más abiertamente manifiestan estas características, sean hombres o mujeres, son las que menos problemas muestran a la hora de planificar y sacar adelante sus proyectos; pero en su vertiente negativa, también serían las más rígidas, duras y las que tienen menos escrúpulos a la hora de conseguir sus fines; con frecuencia el guardián protector se convierte en el carcelero opresor, símbolo de este mundo, de sus gobiernos y gobernantes, de la falta de cuidado con la Tierra que nos sustenta y de la explotación devastación y expolio  de todos sus reinos.
 La razón sin embargo, es la que nos lleva a ejecutar finalmente o no las ideas creativas de la mente. Somos seres  imaginativos y creadores  pero en algunos casos  encontramos ciertas dificultades para plasmar en el mundo concreto lo que previamente hemos construido en nuestra imaginación.
Los conceptos de la razón humana se basan en lo conocido, La razón es conservadora busca seguridad y certezas materiales  que estén bajo su control, no le interesa cambiar y le altera la falta de un orden que pueda entender y controlar. Se dice que el cuatro sólo puede caer por una revolución; es un número rígido, cerrado  y perfecto en sí mismo, es la irrupción del universo mecanicista de Voltaire y Descartes, de las leyes de Newton; un mundo que se explica mediante sencillas reglas, controladas por entero por la razón humana capaz de dar respuesta a todos sus planteamientos y preguntas. Es una fuerza contraria al arquetipo siguiente, El Papa, una figura que aparece cuando el héroe de nuestro viaje se plantea que ha de haber algo más que escapa al control de su razón, generalmente cuando esta se ha convertido en un callejón sin salida y se ve obligada a dar un salto a lo desconocido. 
El Emperador es el que ordena y logra, pero también el que domina, manipula, abusa y explota cuando olvida las leyes de la naturaleza.
Es la fase de materialización de lo que la Emperatriz creó en su mente, la realización del pensamiento y la certeza de que aquello que imaginamos ya existe, el Emperador representa la fuerza y el orden imprescindibles para que las ideas puedan concretarse en hechos reales; el proceso de una idea ha tocado a su fin dando lugar a unos resultados.
La gran pregunta sería ¿Cómo podemos vivir en este mundo, realizar nuestros ideales y vivir nuestra experiencia en armonía con Todo?

Los colores de Aura-Soma para nuestro Emperador son el amarillo/oro la botella del Sol, aporta conocimiento, aquello que puede adquirirse y sabiduría de lo que ya tenemos; nos da capacidad de materialización y nos ayuda a centrarnos en lo concreto. Los pies en la Tierra y la cabeza en el cielo.

En las flores de Bach podemos tratar el exceso de rigidez, el autoritarismo y la inflexibilidad, los principales defectos del Emperador, con la vid y el agua de roca, devolviéndole a la figura de autoridad sabia, a la moderación y al respeto.
 En el mundo mineral sus piedras aliadas serían el ópalo de fuego y el citrino.

Esta noticia ha recibido 1764 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998