Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca3 usuarios en línea • Viernes 20 de Octubre de 2017
La Pesadilla
Lydia Tapiero Eljarrat. 26.02.14 
Ha sido más que una pesadilla. Ha sido el horror que dura día tras día, sin saber por qué. La imagen más angustiosa de pureza: muerta.
He tenido que tomar distancia de aquella noche terrorífica para lograr darle un sentido metafórico.
‘El sueño transcurre en un acuario, enormes peces con escamas de dragón danzan a la muerte en busca de una presa. Pasan por las cristaleras, abriendo sus feroces bocas con colmillos de felino, y siguen de largo. Un bebé se acerca al cristal gateando, está en pañales, solo viste una camiseta blanca. Pierdo unos cuantos latidos hasta comprender que no pueden llegar a él.
Sin embargo la realidad sucumbe y la bestia vuelve a abrir sus fauces y al llegar al bebe el cristal se disuelve como un espejismo en un desierto. El pequeño está dentro de su boca, la fiera la mantiene abierta haciendo de sus dientes, rejas. El bebé parece empequeñecido, adopta una postura de feto y espera.
Yo soy una espectadora, desesperada, asustada, grito al cámara que me devuelve aquellas imágenes, ‘¡que se mueva, que deje de grabar, que acaso no ve lo que está pasando, que salve al bebé!’. Las imágenes siguen llegando imperturbables. La impotencia me devora el alma, no puedo llegar al bebé. Nadie escucha, nadie hace nada. Me obligo a seguir mirando.
El monstruo hace un movimiento extraño con la lengua, oculta al bebe y le da una vuelta sobre sí mismo. La lengua vuelve a esconderse. El bebé está totalmente mojado y su camiseta blanca, se ha vuelto roja. Intento encajar lo que está pasando, entonces veo la escena más incomprensible del mundo: el bebé no llora, no se queja, solo abre la boca en busca de la chupa, uno de los brazos del monstruo con dos dedos gruesos provistos de garras, recupera su chupa y con un suave movimiento se lo pone. Intento darle un sentido, encontrar una esperanza en aquel gesto. Pero solo es el consuelo del condenado. Entonces escucho la voz que anuncia: ‘Ha muerto desangrado’. Con esa amarga imagen me despierto temblando. La pesadilla ha sido tan real, que no consigo encontrar sosiego una vez despierta.’

Los sueños no son más que el inconsciente, que trabaja incansable en busca de preguntas y respuestas. Disfraza los sueños con símbolos e infatigable intenta despertarnos de algún letargo, sacudiéndonos por dentro para hacerse oír.

Pienso en ello una y otra vez, y me doy cuenta de que somos ese bebé inocente arrastrado por un capitalismo feroz que no ve más allá del tintineo de monedas. Nos embauca con sueños imposibles, nos venden la imagen de alguien que nunca llegaremos a ser, perdemos el sentido de lo que de verdad nos importa y poco a poco nos consume. Cuando ya no podemos escapar, nos consuela con una limosna y nosotros complacidos nos dejamos llevar, creyéndonos nuestro propio triunfo, nuestra falsa libertad. El capitalismo feroz te vende sueños a la vez que te construye más, para que nunca llegues a saciarte. El capitalismo feroz no vende sueños, te los quita.
Esta noticia ha recibido 1772 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998