Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca usuarios en línea • Sábado 24 de Agosto de 2019
‘VALERIA Y LOS PÁJAROS’, la obra menos representada de José Sanchís Sinesterra llega a la sala Fundición de Sevilla
Silvia Medina. 04.03.15 
Valeria “invoca” a los sevillanos a buscar a su amor “Mas Allá” de la muerte.
Los próximos 12, 13, 14 de marzo a las 21:00  y el 15 de marzo a las 20.00 se representa en la sala Fundición de Sevilla la obra teatral Valeria y los pájaros, escrita por el dramaturgo José Sanchis Sinisterra. En ella, su personaje principal, Valeria, lleva años atrincherada en el salón de su casa intentando contactar con Telmo, un revolucionario del que se enamoró platónicamente en su adolescencia. Con la ayuda del mundo de los espíritus conseguirá reconstruir la verdad sobre las circunstancias que rodearon su desaparición.
SINOPSIS:
Valeria, hija de una familia progresista, vive obsesionada por contactar con el espíritu de su único amor, el revolucionario Telmo Castán, de quien se enamoró cuando tenía quince años y que murió ("desapareció") poco después. En sucesivas sesiones de espiritismo desfilan ante ella familiares, conocidos de Telmo, espíritus de toda clase. Poco a poco va reconstruyendo la historia de su muerte, víctima de la represión y de las torturas de un innominado régimen militar. Según progresa la obra, las reflexiones humorísticas sobre la vida en el más allá van dejando paso a una ácida visión de las causas de la muerte de Telmo.
UN DIFÍCIL RETO TECNICO SUPERADO
Una sola actriz y 12 personajes ausentes. La pieza de Sanchis Sinisterra tiene un único personaje en escena, pero se distancia del monólogo al uso a través de los diálogos que establecen los espíritus que tejen y deshacen la línea argumental. Valeria jamás está sola.   Esta es la complejidad técnica de la obra, la interactuación de la actriz con los espíritus que habitan en ese espacio fantasmagórico que la rodea. Esos espíritus que se manifiestan no solo a través de voces, sino de objetos que poseen vida propia, de efectos especiales impactantes, de una iluminación espectacular y que en definitiva crean una atmósfera mágica que envuelve el salón de Valeria.
No solo ha sido un proceso de creación de un espectáculo si no que ha sido, a la vez, un proceso de investigación tecnológica donde se han creado unos dispositivos especiales para ajustar los diálogos de la actriz con los espíritus. A través de unos botones inalámbricos que están estratégicamente colocados tanto en el cuerpo de la propia actriz como en la escenografía se ha logrado una precisión exacta de lanzamiento de los distintos “tracks”. Todo ello acompañado de la última tecnología en multienvío y sonido envolvente en la sala, hacen que el espacio sonoro del espectáculo sea original y único.

NOTA DEL AUTOR
Hay pájaros y pájaros.
Los pájaros de Valeria se limitan a cruzar ante su ventana, a irrumpir en sus sueños, a revolotear en torno a su soledad, a poblar el silencio con sus voces. Y poco más.
¿Voces? ¿Presencias? ¿Espíritus? ¿Cómo poblamos el vacío, cómo suplimos las carencias? Y, sobre todo, la ausencia: ese hueco que dejan los que se van antes que nosotros, ¿Cómo lo llenamos? ¿Dónde se aprenden la renuncia, la resignación, el olvido?
Valeria, desde luego, no ha querido aprender tales artimañas que el tiempo brinda a los presurosos. Decidió quedarse ahí, con la ausencia a flor de piel y pájaros en la cabeza, en el corazón, en el alma, en la salita de estar...Es la suya, sí, una soledad sonora, y su vacío, un vacío más bien repleto. De espíritus, de presencias, de voces. O sea: de pájaros.
Quedarse ahí, de acuerdo, pero muy lejos de la conformidad. A su manera, Valeria se rebela y busca, en un viaje inmóvil, lo que perdió sin haber tenido nunca. ¿El amor? Llamémoslo así.
La verdad es que la suya podía haber sido una historia de amor: de búsqueda del amor más allá de la muerte. Un drama sublime, en fin. Pero tuvo la mala suerte de que su destino cayera en manos de un autor propenso al humor y enconado por la política. Con lo cual su drama se convirtió en una comedia, su búsqueda en una intriga casi policiaca; y en cuanto a la sublimidad... corrió el riesgo de naufragar en las turbias aguas de la guerra sucia.
Sanchis Sinisterra comienza a fraguar su obra teatral Valeria y los pájaros, en la década de los 90 a raíz de un viaje a Iberoamérica y su experiencia directa y escalofriante con la temática de los “desaparecidos” por dictaduras políticas y militares ( Argentina, y Chile, entre otras) y es en 1992 cuando la finaliza.
En el momento de su estreno nacional, las dificultades técnicas no permitieron llevar a escena la obra en toda su intensidad. Ahora, se podrá disfrutar de un montaje técnico, escénico y tecnológico absolutamente sincronizado.
Intérpretes:
•    Valeria: Rocío Rubio
•    Voz de Telmo Castán: Juanma Lara
•    Voz de Los pájaros: Óscar Romero, Carlos Alberto Diego, Virginia muñoz, Miguel Ángel Martín, Salva Reina, Rocío Rubio, Blanka Nicolás, Mª del Mar Peláez, Eduardo Duro, Luigi Ruiz.
Dirección: Sonia Cano

JOSÉ SANCHIS SINISTERRA

José Sanchis Sinisterra (Valencia, 28 de junio de 1940) es un dramaturgo y director teatral español. Es uno de los autores más premiados y representados del teatro español contemporáneo y un gran renovador de escena española, siendo también conocido por su labor docente y pedagógica en el campo teatral. Vinculado al estudio y a la enseñanza de la literatura, ha reivindicado siempre la doble naturaleza –literaria y escénica– del texto dramático. Además de sus obras, en su faceta de investigador y divulgador, Sanchis Sinisterra ha escrito numerosos artículos sobre teatro y participado en diversos coloquios y congresos dedicados al arte dramático. Entre sus obras destacan títulos como La noche de Molly Bloom, Ñaque o de piojos y actores y la conocida ¡Ay Carmela!, llevada al cine por Carlos Saura. Autor de más de cuarenta textos teatrales. Premio de Teatro 'Carlos Arniches' (1968), Premio de poesía 'Camp de l`Arpa' (1975), Premio Nacional de Teatro (1990), Premio Lorca (1991), Premio de Honor del Instituto del Teatro de Barcelona (1996), Premio 'Max' al Mejor Autor (1998 y 1999), Premio Nacional de Literatura Dramática (2003), Premio 'Life Achievement Award' del XXIII Internacional Hispanic Theatre Festival de Miami (2008), Medalla del CELCIT (2010), Premio 'Max' de la Crítica (2012)
Esta noticia ha recibido 1711 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998