Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca usuarios en línea • Domingo 17 de Noviembre de 2019
“La historia es nuestra y la hacen los pueblos”
Eduardo Saez Maldonado. 03.08.16 
El otro día, mientras veía la tele desenfadadamente, tuve la ocasión de asistir a una entrevista con una persona que había llevado a cabo un logro muy relevante, al parecer único, según destacaba el periodista que lo entrevistaba.
¿Había conseguido desarrollar un sistema inocuo que secuestrara el exceso de carbono atmosférico para solucionar en pocos años la deriva climática?
¿Había conseguido poner en marcha, dedicando altruistamente sus vacaciones a este trabajo, una red de pozos de agua potable en zonas de África con hambrunas endémicas?
¿Había desarrollado una vacuna para acabar con alguna epidemia desastrosa?
¿Había puesto en pie, in situ, un centro donde se acogiera y buscara ocupación a los refugiados sirios que huyen desesperadamente de la muerte?
¿Había contribuido, arriesgando su vida, a detener el avance de algún voraz incendio forestal que amenazaba con alcanzar zonas de gran valor ecológico y poblaciones cercanas?
Pues no.

¡¡¡ Había “cazado” ciento cuarenta y tantos Pokemons  !!!
El que más…
Durante el transcurso de la apasionante entrevista supimos que, al parecer, había un americano que estaba cerca pero no alcanzaba la magnitud de la “hazaña”. Supimos también que era un chico español  (España siempre ha aportado grandes figuras a la Historia Universal) de 21 años, estudiante de informática que nos informó, a preguntas del periodista, que al carecer de “medios” había recurrido a un ingenioso medio de transporte: su bicicleta, para desplazarse en busca de sus “presas”. Al parecer (y reconozco aquí públicamente mi ignorancia acerca del comportamiento de tan curiosos seres) los Pokemons tienden a ser solitarios y dispersos lo que dificulta, lógicamente, su captura masiva.
Ahora que ni Rafa Nadal, ni Fernando Alonso, ni la Selección Española de Fútbol, son lo que fueron, quizás podamos refugiarnos en estas nuevas prácticas “deportivas” para distraernos.
Lo que sea antes de pararnos a pensar un rato.
 
*De las últimas palabras del Presidente de Chile, Salvador Allende, en 1973, antes de dar su vida en defensa de la libertad cuando el triunfo del implacable golpe de estado de Pinochet  era ya inminente.
 
Eduardo Sáez Maldonado

Esta noticia ha recibido 1672 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998