Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca2 usuarios en línea • Martes 7 de Abril de 2020
Historia de una esperanza
Jacinto Martinez Anton. 04.07.17 
Hace ya más de 14 años decidimos venirnos a vivir a este acogedor pueblo. Nos llamaba su atención su entorno, su aspecto cuidado y sobre todo su gente, y nos echaba para atrás su comunicaciones, en especial en horas punta, ya que nosotros trabajamos en Málaga.
Decidimos iniciar la compra de una vivienda en la urbanización Torresol II, en la zona de los Tomillares. La promoción de viviendas estaba casi acabada, faltaba rematar algunas casas y terminar el entorno. El plan de urbanización incluía un pequeño parque que se situaría en la unión entre las fases I y II de Torresol, es decir, en la desembocadura hacia el monte de la calle Manuel Madrazo. En el lugar del prometido parque había una cochambrosa caseta de obra, que tiraba para atrás, porque además de afear la zona desentonaba de una manera muy llamativa con el monte en el que está encastrada. Nos inocularon el germen de la esperanza de que, como en los cuentos de hadas, el casetón se convertiría en un hermoso parque que embellecería aún más el bonito entorno que de forma natural nos regala el monte.
Año tras año, después, con un esfuerzo cada vez más extenuante y baldío, hemos ido viendo como ese impresentable casetón fue primero transferido al Ayuntamiento que lo convirtió, permitiendo su deterioro progresivo, en almacén de derribos y materiales sobrantes; después, no sólo por el paso del tiempo, sino también por el mal uso por parte de los operarios del Ayuntamiento, ha ido convirtiéndose en lo que es hoy; un nido de suciedad, ratas, cucarachas que se adorna, a la vista de todos, de materiales de derribo que hiere la sensibilidad de aquel que se la busca y no la encuentra.
Hoy casi quince años después mi esperanza se está convirtiendo en clamor, en exigencia: ¡Retiren ya ese infecto casetón y den a los vecinos el parque que llevan esperando tantos años!
Es probable que a aquellos que pagan los mismos impuestos que yo, pero que tienen sus calles limpias, sus contenedores de basura soterrados y por supuesto alejados de los parques infantiles, y que cuentan con bonitos parques en lugar de asquerosos casetones, contemplen con extrañeza mis comentarios; pero el hecho de ser un vecino más que paga los derechos como los demás me da todo el derecho a exigir el mismo trato que a los demás.

Esta noticia ha recibido 2238 visitas y ha sido enviada 5 veces       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998