Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca16 usuarios en línea • Sábado 28 de Marzo de 2020
¿Intrusismo o transformismo?
Jacinto Martinez Anton. 26.07.17 
Es algo palpable, evidente, indiscutible que la Política se ha convertido, se ha consolidado ya, como un gran teatro en sesión continua. Poco importa la verdad, la efectividad, la calidad de vida de los ciudadanos, la solución a sus problemas, etc, ; sólo importa el espectáculo y cuantos medios la soportan.
No es de extrañar, por tanto, que haya cada vez más actores en paro; total el espectáculo está servido, representado por los políticos, y además es gratis. De hecho hay ya establecida una tendencia por la que los actores se dedican a la política; de algo tendrán que comer.
Por otro lado, los medios de comunicación pueden repetir de forma íntegra, o recortada, hasta la saciedad, las escenas de la esfera política que más venden, sin tener que pagar ningún canon a la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores). Así que todos ganan.

Este espectáculo continuo, siempre machacona y a veces saciante, se mantiene en base a una rentabilidad manifiesta, producto de la simbiosis de políticos y medios. Por un lado los políticos tienen un soporte, un altavoz, unas veces interesado y partidista y otras no, con mucha frecuencia subvencionado, para agredir al adversario político, representando su obra de forma grandilocuente; por otro lado, los medios aseguran su subsistencia.

Lo triste es que nos han, nos hemos, acostumbrado a este tipo de espectáculo al que lamentablemente asistimos con indiferencia y probablemente hasta con resignación. Lo triste es que el hastío ha fulminado nuestra capacidad de reacción, quizás porque es más fácil dejarse llevar por la corriente, aunque esta nos lleve a un mar proceloso, alborotado, que amenaza con llevarnos al naufragio.

Hemos llegado a un punto en que lo importante para los políticos no es como solucionan los problemas de los ciudadanos, sino como se derriba al adversario. Estamos cansados de ver en los medios, porque lo repiten de forma reiterada, como el objetivo manifestado por varios líderes de nuestra nefasta política actual, no es resolver las preocupaciones de los ciudadanos de forma diferente a la del adversario político. Su objetivo es derribar al líder del partido que gobierna y por ende, desalojar a ese partido de las instituciones. El espectáculo está servido, como si se tratara de una batalla épica, el escenario y la publicidad perfectamente asumida y desarrollada por los medios, las entradas vendidas ( total es gratis), y el público cautivo ( con una u otra orientación, todos los medios están implicados).

La fórmula-espectáculo de la reyerta tabernaria vende, y como vende es un producto que hay que seguir produciendo. No importa que no resuelvan problemas, no importa la didáctica destructiva que emanan estas actitudes, porque con ello la población está entretenida y su atención desviada de lo que importa: que los políticos se ganen el sueldo que les pagamos entre todos para que solucionen nuestros problemas, y no para que den espectáculo. Para eso ya están los actores que no necesitan el intrusismo profesional de los políticos.
Esta noticia ha recibido 1205 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998