Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca4 usuarios en línea • Domingo 20 de Enero de 2019
Ni  alopatía  ni homeopatía, sino todo lo contrario
Jose Maria Barrionuevo Gil. 05.01.19 
A veces nos suceden cosas y cositas que nos llegan sin avisar. Se trata de derivas de encuentros, de conversaciones, de eventos y hasta de los cuatro vientos. Ahora que se ha emprendido una campaña casi institucional contra la homeopatía, se nos ha venido, de golpe, a la mente la temática de una mesa redonda de sindicatos sobre “Enfermedades profesionales de los maestros y profesores” que tuvo lugar en Málaga, hace la friolera, más o menos, de veinticinco años. Fue entonces, cuando pudimos escuchar el parecer más o menos de “la voz de su amo”, ya que parecía de sumo interés aclarar términos y respaldar o avalar alguna que otra justificación, ya que el ejercicio de la enseñanza dejaba en el banquillo de los lesionados a un buen número de profesionales. Era verdad que el alumnado ya no era el mismo de años anteriores y que sumaba una cierta peligrosidad y añadía riesgos para la salud de los enseñantes.
Los sindicatos mayoritarios desarrollaron su discurso dentro de las líneas básicas de la cancha de un posible decreto o normativa de salud laboral. Eso sí, todos, incluidos, claro está, los sindicatos más progresistas y alternativos, coincidieron en que lo mejor era la prevención, aunque, a nuestro modo de ver, tan solo el representante de un sindicato progresista y libertario, puntualizó, a nuestro parecer, debidamente el tema.
    Hablando de la prevención de las susodichas enfermedades profesionales laborales de los enseñantes, nos recordó la nada despreciable experiencia de Célestin Freinet, que por padecer una afección de garganta, además de por sus planteamientos pedagógicos, nos había mostrado, ya a principios del siglo XX (hace hoy casi un siglo) un cambio fundamental con su  pedagogía, que no estaba troquelada por el modelo de la “lección magistral” y sí fundamentada en el apoyo mutuo.
    Añadida esta puntualización al unánime acuerdo en el tema de la prevención, pudimos oír cómo se nos informaba de otras terapias que eran beneficiosas para la salud, no solo para la de los enseñantes sino para  todos los humanos de a pie.
    En primer lugar nos contó cómo un padre, con su hija pequeña de unos tres añitos, había acudido al médico y le había diagnosticado una otitis que era la que le producía el malestar en el oído. El tratamiento fue específico y a base de antibióticos. Al salir del ambulatorio, el padre de la chiquita llamó desde una cabina de teléfono a su médico homeópata, pues le cogía bastante lejos. Entonces el homeópata le recomendó un remedio que hizo que desde ese mismo día ya remitiera el malestar. Al tratarse de una enferma de tan poca edad, el efecto placebo es el mismo, se trate de homeopatía o alopatía.
    También nos contó otro caso de un enfermo que tenía una infección de orina, en pleno verano, y que acudió por teléfono a su homeópata para que le diera cita. Dicho médico le contestó que no podía, porque estaba para salir, en una hora, de viaje de vacaciones. Le puso un tratamiento homeopático que le fue estupendamente.
    Por último, para no cansarnos, nos contó otro caso de una mujer que llevaba más de veinte años con un problema de piel, que no había conseguido quitarse de encima, a pesar de haber sido atendida por casi todos los mejores especialistas de la ciudad, ya que en estos casos el boca a boca es fundamental. Fue precisamente un médico homeópata, con su tratamiento, el que le solucionó el problema para los restos.
    El sindicalista nos afirmó que, cuando la prevención falla, hay una sola medicina, y que esa es  la que cura, tenga la etiqueta que tenga. Estamos hablando de medicina, no de curas poco fiables y sin recorrido científico, sino comprobada entre pacientes reales y llevada a cabo por profesionales.
    Hoy, en esta sociedad, en que todavía hay médicos que no te miran a la cara o ni se atreven a sonreir, hay de todo. Incluso, actualmente, hay en marcha una cruzada antihomeopatía, en España, que ya ha sido advertida por la Unión Europea.         https://www.cuerpomente.com/salud-natural/terapias-naturales/europa-recuerda-gobierno-espanol-homeopatia-es-medicina_2696?
    Por tanto, que cada uno acuda a quien le ayuda a curarse. La alopatía y la homeopatía pueden seguir gozando de nuestra confianza, como pasa en Europa, donde solo España se ha puesto a hacer distingos. Tampoco sabemos a qué se debe esa voluntariedad, al parecer, tan española.
josemª                                                                                                                       

Esta noticia ha recibido 718 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998