Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca usuarios en línea • Martes 23 de Julio de 2019
“Cuestiones sobre el Mal y los males, IV”.
Jesús Millán Muñoz. 11.03.19 
¿Quizás en nuestras sociedades y culturas, debido a razones ideológicas-teóricas-filosóficas, y a razones prácticas, es decir, debido a teorizaciones, y debido a costumbres o prácticas hedonistas y materialistas, el mayor mal que ha sucedido es que no se considera que existe el bien y existe el mal, sin matizar cada cuestión o situación o circunstancias en este momento? ¿Existe el bien o el mal de forma objetiva, sin negar circunstancias, situaciones, etc.? ¿O por el contrario el bien y el mal es algo relativo, dependiendo de unos o de otros, de sociedades o culturas…?
- Pienso que si admitimos que existen unas normas morales y éticas mínimas, digamos los derechos humanos de 1948, como código no solo jurídico, sino moral, o si se quieren diez o cincuenta normas mínimas. Y se analizan a la luz de los saberes científicos empiristas, y con las metodologías científicas, nos darían una enorme luz, y de alguna manera superaríamos, al menos así lo creo, demasiados relativismos culturales o filosóficos o prácticos o de costumbres o sociales o de otro tipo. Superaríamos relativismos, materialismos, hedonismos y otras filosofías, que van claramente en contra de una moral o ética, en la cual, con todos los matices que se quiera, se acepta que existe el bien y existe el mal.
        Por otro lado, si sometiésemos a estudios sociológicos y demográficos determinadas normas éticas y morales, mínimas y universales, “no matarás”, “no robarás”, etc., llegaríamos a la conclusión, de que la inmensa mayoría de la población mundial, y de las sociedades-culturas y de filosofías-ideologías, admitirían mayoritariamente esas normas como básicas y esenciales. Aunque después existiesen matices de interpretación.
        - Si las veinte grandes religiones o macrovisiones religiosas del mundo, formasen unos congresos permanentes, podrían fijar, cinco o siete o diez normas morales básicas y esenciales y naturales y universales. Quizás, solo podrían llegar a estar de acuerdo en tres grandes normas. Pues aunque solo fuesen tres, que creo serían más, casi todas las básicas, aunque después tengan interpretaciones diferentes o diversas, y otras normas se dejasen para analizar y contrastar entre estas religiones positivas para el futuro. Si fijasen unas normas éticas y éticas religiosas mínimas universales, o solo éticas y morales, sería un enorme avance de la humanidad. Porque fijarían que el noventa por ciento de fieles de todas las grandes religiones del mundo, estarían de acuerdo en tres o cinco o siete normas. Y sería un enorme avance en la cuestión de fijar el bien y el no-bien, el bien y el mal.
        - Por otro lado, el bien o el mal, creo que se debe fijar esencialmente, con tres grandes niveles o áreas de ponderación-fundamentación-análisis:
         Uno, sería analizar el bien y el mal bajo el prisma del saber científico y las metodologías científicas. Este bien y mal, sería desde los diversos aspectos metodológicos científicos, las diversas ciencias en si mismo. Analizando la verdad y bondad de una norma, por ejemplo desde la óptica de la sociología o la economía, etc.
        En segundo lugar, analizar esa norma equis, bajo la óptica de cada ciencia social, o saber metodológico, “pero analizando el problema o cuestión ética y moral estrictamente”. Es decir, digamos “no adulterarás”, que es una norma moral universal. Se analizaría, desde la sociología, economía, política, etc., qué nos pueden indicar sobre esa norma moral estricta y básica.
        Tercero, analizar el bien y el mal, desde los puntos éticos y morales de las diversas filosofías. Para eso, se utilizaría el método dialéctico medieval, cada cuestión se sometería al análisis de las razones y contrarazones de todas las filosofías y argumentos posibles.
        Cuarto, se buscarían y se fijarían unas normas éticas mínimas o ética mínima universal. Es decir, diez o cinco o quince normas éticas, que la inmensa mayoría de la población aceptan como normas universales, y el mayor número posible de sociedades y culturas y religiones y filosofías. Esto sería esencial, diríamos para fijar una ética y moral universal, que superaría a todas las culturas, religiones, sociedades, filosofías, aunque evidentemente tomarían de ellas, los principios o fundamentos.
        Quinto, tomar a Dios, aquí hablamos de un Dios racional y filosófico, para que no exista problemas entre las religiones, tomar a un concepto o entidad o realidad de Ser Supremo, como garante también de las normas religiosas. Esto dicho e indicado para las personas, que están en una aptitud o actitud gnoseológica o metafísica atea o agnóstica. Y para los creyentes en religiones positivas, se tomaría a Dios, además como un hecho religioso inspirado o revelado. Es decir, en este segundo caso, como una realidad en sí. Y por consecuencia, una Realidad que puede y debe decir al hombre, diferentes y diversas normas éticas morales mínimas, que son filosóficas en cierto modo y religiosas.
        Para terminar, negar, o relativizar o caer en materialismos y hedonismos, en cuestiones psicológicas y morales, para entender y comprender el mundo, es decir, negar el bien y el mal, con todas las matizaciones, y negar a Dios, aunque sea un Dios filosófico, es y ha sido dos de los grandes errores y males que ha caído a la humanidad, a y en estos dos siglos, especialmente, en el último siglo.
         No olvidemos, que gran parte de todos los campos de concentración y de exterminio que se diseñaron y conceptualizaron en el siglo veinte en el mundo, se hicieron bajo Estados que estaban controlados por ideologías ateas, es decir, que no aceptaban que existía un bien y un mal objetivo, con todos los matices que esto se quiera indicar. Sin ofender con estas palabras a nadie, a nadie que sea agnóstico o ateo o creyente en cualquier religión o filosofía del mundo actual o de mañana.
https://plus.google.com/118354057109613604628   © jmm caminero (15 febr-11 marzo 2019 cr).
Fin artículo 1.578º: “Cuestiones sobre el Mal y los males, IV”.
Esta noticia ha recibido 100 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998