Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca3 usuarios en línea • Sábado 23 de Enero de 2021
El ruedo hispánico
Jose Maria Barrionuevo Gil. 25.08.19 
Nos dan verdadero pánico los chistes fáciles. Sin embargo, en el embrollo de las palabras y en la república de las letras, siempre hay atisbos de alguna que otra luz que se asoma por debajo de las puertas y que nos da cierta tranquilidad por no sentirnos solos. Puede pasar que estemos solos, pero no nos lo sentimos, aunque la luz que vemos asomarse tímidamente esté tan sola como nosotros. Con estos pensamientos, aunque no sea a las claras del día, se nos aclaran algunas ideas y se nos confían algunos sentimientos.
Sin andarnos con más rodeos, podemos afirmar que no queremos inquietar a nuestros vecinos los portugueses y, por ello, tampoco queremos plagiar a Valle-Inclán con el titular de su “Ruedo ibérico”. El paso del tiempo nos trae novedades, aunque no todas sean amables ni luminosas y muchas se nos pasen de inquietantes.
A estas alturas de los tiempos y con este vértigo que nos embarga, nos rodean tantos acontecimientos que más que rodeados nos sentimos sitiados. Además, los fuegos se prenden fácilmente, se propagan tristemente y se extinguen con demasiadas dificultades. Luego donde hubo luz queda el luto de las cenizas. En política, también se prenden soflamas, que son difíciles de extinguir, porque se calientan las rotativas además de las bocas, que son las que se convierten en verdaderos lanzallamas, en este innumerable espectáculo de circo. A tal consideración llegan los numeritos, que una amiga nuestra nos dijo, hace unos días, que si a algún político de izquierdas se le hubiera ocurrido antes, para no plagiar a nadie, lanzar competitivamente huesos de aceitunas, le hubieran dado “la del pulpo”. Las etiquetas de de desprecio y ridículo habría llenado los tendidos.

Ya hace tiempo, dijimos, más o menos, que el semicírculo, o semicirco, del Congreso no había sido bien interpretado, ya que no tiene nada de escenario, sino de graderío del pueblo que se acerca a toda una presidencia del poder y que allí están para hablar por nosotros y no para someterse a los dictados de un titular de turno, que muchas veces olvida su papel de moderador y de moderado y se toma la palabra “ad libitum”, igualito que en muchas tertulias o debates, que también padecemos.
Ahora, en esta constante y perpetua escena, se vuelve y no se abandona la ya diaria y consuetudinaria campaña electoral. Incluso en la formación de los parlamentos regionales, lo único válido, al parecer, es la cansina formula abreviada y simple, a base de mantras del formulario electoralista. Comprendemos que así sea, porque ya se le ha cogido el tranquillo político y demagógico por tantas campañas electorales (que se han ido solapando intencionadamente unas a otras) y que constituyen un fácil discurso en aras de la posible convocatoria de las amenazantes próximas elecciones generales. Hace más de cien años, Ángel Ganivet nos decía que “para adueñarse de la voluntad de las masas hay que poner en circulación ideas muy toscas y asequibles, porque las difíciles no llegan a la muchedumbre... diciéndoles majaderías (y así) acabarán por triunfar aquellos a quienes las majaderías les salen como cosa natural y peculiar”.
Pero además, no hemos entendido qué sentido tiene el que las listas sean cerradas, si, cuando alguien se queda fuera de la llamada “representatividad”, se le asigna otra plaza, menos representativa todavía, para que pueda seguir viviendo del erario público. No sabemos qué lazos se usan en este ruedo o rodeo hispánico para asegurar esas nobles e insignes capturas.
Ya nos decía una abuela de hace años que “el mundo es redondo y el que no lo entiende va a lo hondo”. Pues bien, en esta redondez del circo, no nos faltan tampoco los apoyos “incondicionales”, como los de González a Sánchez, hasta que Pedro no consiguió, aquella primera vez, después de su resurrección y supervivencia, una mayoría absoluta. Y está claro que lo que no puede ser no puede ser y, además, es imposible.
Y como broche y camafeo del sentir y responsabilidad política, no podemos olvidar “los rostros” de quienes constituían los “fichajes estrella” de la nueva política que, una vez pasadas las elecciones, hacen mutis por el foro, porque la ansiada representatividad de su putativo y vicario grupo político se ha quedado muy corta y les ha dejado sin posibilidades de acariciar un ministerio, sin que nadie lo haya vetado y obligado a hacerse a un lado. Una vez más queremos: “¡Más luz!”.
josemª
Esta noticia ha recibido 919 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998