Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca5 usuarios en línea • Viernes 14 de Agosto de 2020
Sector, segmento y secta
Jose Maria Barrionuevo Gil. 26.07.20 
Ahora si que nos hemos dado cuenta de que vivimos unos momentos imprescindibles para seguir viviendo. El pasado se nos ha hecho inamovible y el futuro se nos ha puesto más incierto que nunca. La geografía nos ha movido de nuestras certezas y nos ha conmovido de nuestras seguridades. Cada paso que damos puede dar con nuestros huesos en la tierra y la tierra ya no nos volverá a ser leve, como nos deseaban tan encarecidamente los antiguos y como nos pueden desear los modernos, con esa humildad indispensable que siempre acompañó a los grandes hombres y sabios.
Sin embargo, hoy sabemos que nuestra grandeza ha sido repartida, seccionada, y se nos ha cambiado el paradigma. La unidad de todos ya no se comporta como en otros tiempos. No todo el mundo piensa de la misma manera ni a todo el mundo nos va a parecer que el modelo de convivencia es inamovible. "El mundo es redondo y el que no lo entiende va a lo "jondo", nos repetían nuestros mayores, que tenían poca fe en las proposiciones terraplanistas.
Sabemos que el mundo tiene algo de circular tanto por su constitución como por su metabolismo, tanto por sus estructuras como por su propio dinamismo. Así podemos decir que se centra o concentra en un punto y se abre hacia el arco del círculo, como quien abre los brazos, para que nadie se quede fuera o se sienta huérfano o solo fuera de onda. Un sector circular no entra en muchas discusiones con sus vecinos y, aunque su identidad esté marcada desde un centro común, siempre priman por ello las bondades de la vecindad. Y así va rodando el mundo con todos sus sectores, aunque algunos puedan ser más pequeños que otros. No les importa ni su tamaño ni su grandeza. Lo que verdaderamente les importa es su existencia, que es la que sabe acoger a  todos los humanos que saben entenderse a pesar de las diferencias y las fronteras que pueda haber entre ellos.
En cuanto a los segmentos con los que nos podemos organizar los humanos, incluso si nos mantenemos dentro de un círculo de relaciones, tenemos que decir que tienen más autonomía que los sectores, ya que no tienen que partir de un único punto central, aunque, eso sí, podemos considerar que por su mayor autonomía y madurez gozan de más independencia de movimientos.
Tanto el sector como el segmento, además de circulares, pueden ser esféricos, pero no nos añade mucho para tener una imagen que nos ayude a explicarnos. Nos conformamos con las imágenes que ya tenemos. Incluso los segmentos también pueden jugar en la línea recta y demostrar que siempre se puede contar con ellos, sabiendo que siempre tienen puntos de contacto con otros segmentos y que no están totalmente aislados.
En este panorama tan general de nuestros puntos de contacto siempre contamos con la flexibilidad y las cercanías de los demás. Sin embargo las relaciones humanas no siempre han estado ni están amparadas por los contactos, sino que muchas veces los contactos pueden estar ausentes si a alguien le da por aislarse o si algún grupo se constituye como una comunidad aislada, si no totalmente, sí en realizaciones que tienen que ver con posiciones únicas y hasta demasiado originales de costumbres y de ideas. Así, las sectas siempre nos han llamado la atención por sus constructos intelectuales, sociales y morales. Su autonomía viene cantada por principios que en sí son indiscutibles y para ser preservados tienen que evitar cualquier punto de contacto con los demás sectores y segmentos de la sociedad. Tan es así que si se relacionan con los de fuera es solo para reafirmarse en sus supuestos y esperar que alguien pueda unirse a su mecánica intelectual y moral, aunque en el mundo de hoy cualquier distanciamiento se convierte en un punto de fricción, por muy raro que lo parezca.
Borges (no el de las nueces), Jorge Luis Borges (que "tenía castañas") nos refiere que Miklosich nos
afirmaba que "los sectarios suelen ejercer felizmente las profesiones liberales" y que "los sectarios se confunden con los demás y la prueba es que no han sufrido persecuciones". Así la simulación los tiene un tanto alejados de los otros, pero muy cerca, y cuando piensan que "todo el monte es orégano" se descubren con una agresividad que, por aquello de que lo suyo es la verdadera y la única democracia, piensan que es inconcebible una sociedad distinta a la suya. Ya se han destapado con sus anatemas de toda índole y arremeten contra todo lo que pueda hacer pensar.
Hoy día, el problema no es que haya sectas, sino que la ignorancia, adobada constantemente de distracciones mediáticas que nos circundan, hace que los sectarios se lleven al personal de calle.
josemª
Esta noticia ha recibido 268 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los andaluces a expresar sus opiniones en este periódico digital.
andalucia.press no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@andalucia.press


andalucia.press
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998